Cuarta derrota ante el Atl

Cuarta derrota ante el Atl

bilbao Al Atltico de Madrid no le quiere ver casi nadie en pintura. Quiz sea el equipo ms agobiante del mundo como contrario. No por su juego, que no es brillante. Ni por su insistencia. Sino porque es puro cemento futbolstico, al que cuesta mil horrores derribarle. Y al Athletic le trae por la calle de la amargura desde la histrica final de Bucarest. Es como la peste. Han pasado cuatro aos de aquel varapalo, aunque tocara celebrar un subcampeonato de la Europa League, y nada cambia cuando se vuelve a cruzar el conjunto de Simeone, que solo dio una mnima tregua con la derrota en el su ltima presencia en el viejo San Mams, porque en el nuevo luce pleno. Cuatro de cuatro, una de ellas en Copa. Y siempre la misma historia. Un buen Athletic y la impotencia habitual.

El conjunto de Ernesto Valverde se dio de frente con la realidad. Vencer al Atltico a da de hoy le est prohibido. Ya sea por hache o por be, no encuentra la manera de hincarle el diente. Es algo obsesivo. Ayer Fernando Torres, que marc por quinto partido consecutivo por primera vez en su carrera, ejerci de verdugo y a los leones no les rentabiliz el efecto Ral Garca, que, para echar ms sal a la herida, no rindi al nivel que exiga el compromiso y se volvi a devaluar frente a su exequipo, pese a que fuera el rojiblanco que ms remat. Se esperaba el liderato del navarro con Aduriz en la enfermera, pero este no asom, aunque s lo hiciera el de Beat, enchufado una semana despus de su trgico penalti marrado en el Pizjun.

Vamos, que la derrota ante la tropa de Simeone supone el adis definitivo a la pequea opcin que le restaba al Athletic de pujar por la cuarta plaza, que se la quedar en propiedad del Villarreal, salvo hecatombe espectacular. Quiz lo sucedido ayer abra los ojos. El quinto puesto es el objetivo ms creble da de hoy para el conjunto rojiblanco, que, se quiera o no, lamentara fiascos penalizadores como el firmado ante el Granada en San Mams o en Cornell frente al Espanyol, como ms cercanos en el tiempo.

solo un punto Los nmeros en la mayora de las ocasiones suelen servir como anlisis. Y las cifras dicen que este Athletic est muy por detrs de los cuatro primeros clasificados, porque, al margen de otros matices que se han dado en cada partido, solo ha sido capaz de sumar un punto de 24 posibles en sus enfrentamientos ante el Barcelona, Atltico de Madrid, Real Madrid y Villarreal, con el nicamente fue capaz de firmar tablas en el duelo de La Catedral. Queda el consuelo de la gesta con la conquista de la Supercopa a doble partido ante el Bara y el xito en la eliminatoria de Copa frente al submarino amarillo, pero en competiciones diferentes y en situaciones atpicas.

El Athletic requera un partido maysculo para superar al Atltico de Madrid, un conjunto espectacular defensivamente, porque as hay que definir a un equipo que solo ha encajado 16 goles en 34 jornadas, una media impactante. Y ese encuentro excelso no lleg, pese a la temprana lesin de Godn, el jefe en la zaga colchonera, y a las buenas intenciones de los leones, que no arrojaron la toalla y que pusieron todo el empeo en su causa. Falt Aduriz, el lder y pichichi, una baja que en este tipo de duelos s que la acusa en exceso el conjunto de Valverde, que ya tiene virtualmente, aunque no de forma matemtica, el billete para repetir el prximo curso en la Europa League.